lunes, 2 de junio de 2008

¡Cómo están los chavales!

La juventud está muy mal y, como nos enseña Darío Adanti, todos sabemos qué es el culpable.
Sujeto A - Toda la semana trabajando en un puto andamio para pagarle el hospital al abuelo... y para colmo mi hermano se mata con la moto, mi vieja con sesenta años tiene que salir a currar de chacha. Y eso por no contar que la pobre mujer es viuda y le acaban de detectar Alzhéimer.
Sujeto B - Calla, que yo... mi hermano está en el talego por cargarse a un tío, mi madre está en el hospital por las palizas que le da mi viejo que es alcohólico y ludópata, a mí me han echado del curro, mi novia se ha quedado embarazada y, si no pagamos la hipoteca esta semana, nos echan del piso y tenemos que vivir en la puta calle.
A - Espera, no nos comamos la cabeza, que aquí lo que pasa es que después de dos días de juerga metiéndonos de todo, ahora nos está viniendo el bajón... ¡Siempre caemos en la misma trampa! ¡Y mira que sabemos que la droga es mala!
B - No, si al final va a ser culpa de la droga... porque todo lo demás es cojonudo.

domingo, 1 de junio de 2008

Sólo quiero...

Los domingos siempre han sido de churros y boleros, pero desde que los primeros empezaron a sentarme mal, he tenido que cambiar el menú, así que esta mañana he decido compartir con vosotros este tema de Pereza, que para mí siempre ha sido especial.

Pereza - Yo sólo quiero

Aunque nunca supe cómo empezar esto,
tú eres la cosita que más quiero.
¿Cómo se puede ser tan cuerdo
y estar tan loco por tus huesos?
Soy el genio de tu Font-Vella
en el trabajo pídeme un deseo
y luego bebe de la botella
y en la boca recibe este beso.
Yo sólo quiero hacerte el amor,
yo sólo quiero que me quieras
como te quiero yo,
sólo quiero que hoy me digas
que esta noche eres sólo mía.
Yo sólo quiero hacerte el amor,
yo sólo quiero que me quieras
como te quiero yo,
sólo quiero que hoy me digas
que esta noche eres sólo mía.
Sigues perfecta en cualquier parte,
el arte que tienes, tu radio de acción.
Hay rayos X en tu mirada
que me atraviesan mucho más que tu voz
y tengo celos de cualquiera,
a veces el mundo no es más que un tiburón,
es que te llevo por la sangre,
la sangre es la tinta de esta canción.
Yo sólo quiero hacerte el amor,
yo sólo quiero que me quieras
como te quiero yo,
sólo quiero que hoy me digas
que esta noche eres sólo mía.
Yo sólo quiero hacerte el amor,
yo sólo quiero que me quieras
como te quiero yo,
sólo quiero que hoy me digas
que esta noche vas a ser mía.

viernes, 30 de mayo de 2008

El bonico... del to

Como algunos ya sabéis, yo no soy demasiado de ver la televisión, pero tengo un programa sin el que no puedo pasar, Muchachada Nui. En él sale un personaje que quisiera presentaros a quien no lo conozca, se llama 'El bonico... del to' (interpretado por el grandísimo Carlos Areces) y se dedica a comentar todo aquello que, normalmente, pensamos pero no lo decimos en voz alta. Aquí la primera muestra.


jueves, 29 de mayo de 2008

Feliz cumpleaños, papá

¿Recuerdas papá aquellos años de mi infancia? Tú conocías todas las respuestas y a mí me parecía que no había nadie mejor que tú. Creo que eso no ha cambiado. Me viene a la cabeza uno de los primeros ejercicios que me mandaron en la facultad de Periodismo, "entrevista a una persona a la que admires" Yo no me lo pensé ni un solo instante, se la haría a mi padre. Alguien me preguntó qué es lo que había hecho mi padre para que yo sintiese esa admiración por él, yo le contesté que "se levantaba cada mañana para ir a trabajar para que a mi familia no nos falte de nada"; "eso lo hacen todos", me contestaron, a lo que yo añadí "ya, pero todos no lo hacen por mí".
Recuerdo también el día que aprendí a montar en bicicleta. Nunca olvidaré las palabras de mi padre: "no te preocupes que yo estaré a tu lado" ni su mirada de satisfacción cuando logré ir sin su apoyo. Tal vez este pasaje de mi vida es una metáfora de lo que significa la paternidad: están a tu lado, te enseñan cómo hacer el camino y sienten orgullo cuando observan que lo han hecho bien, que eres capaz de valerte por ti mismo. Es posible que un día lo entienda, que tenga hijos y comprenda que cuando me decía "porque soy tu padre" no lo hacía para acabar las conversaciones y fastidiarme, sino para protegerme.
Mi mayor miedo está en que él nunca llegue a saber todo esto, que nunca sepa demostrarle lo que le quiero ni agradecerle todo lo que ha hecho por mí durante todos estos años, que mi padre nunca llegue a saber que es algo más de lo que siempre aparento.
Felicidades viejo, sesenta años no es nada.

miércoles, 28 de mayo de 2008

De mis lecturas

"He llegado a pensar que, después de todo, la conciencia es simultáneamente nuestro cielo y nuestro infierno. El famoso Juicio Final lo llevamos aquí, en el pecho. Todas las noches, sin ser conscientes de ello, enfrentamos un Juicio Final. Y es de acuerdo a su dictamen que podemos dormir tranquilos o revolcarnos en pesadillas. Ni Salomón ni psicoanalistas. Somos juez y parte, fiscal y defensor, qué más remedio. Si nosotros mismos no sabemos condenarnos o absolvernos, ¿quién será capaz de hacerlo? ¿Quién tiene tantos y tan recónditos elementos de juicio sobre nosotros mismos como nosotros mismos? ¿ Acaso no sabemos desde el inicio y sin la menor vacilación, cuándo somos culpables y cuándo inocentes?"

La borra del café, Mario Benedetti

martes, 27 de mayo de 2008

La ciencia avanza

Mi querida Sara vio esta tira de Morgan y se acordó de mí, por razones óbvias. Tal vez la viñeta es un tanto exagerada, pero os aseguro que no se aleja demasiado de la realidad.

Buenos y nubosos días, que todavía llevo la alegría en el cuerpo.


lunes, 26 de mayo de 2008

Tarantinooooooooor

Quentin Tarantino y yo tenemos algo en común. No, no es que yo dispare de lado o que fume Red Apple, sino por mi obsesión por los zapatos. Eso sí, esta mañana he notado algo raro...