miércoles, 18 de noviembre de 2009

Estoy hasta los huevos...

... de obras, de que rompan lo mismo veinte veces, de tener un alcalde que parece una Viagra porque lo levanta todo, de tardar una hora en hacer un recorrido de un kilómetro, de la cara de tonto del operario con la paleta del STOP, de que siempre lo paguemos los mismos, de que sólo avancen las obras que le interesan a ellos.

Menos mal que está Forges y él me entiende...

lunes, 9 de noviembre de 2009

De mis lecturas

"- Había deseado toda la vida que admirarais mi resistencia al hambre - dijo el ayunador.
- Y la admiramos - repúsole el inspector.
- Pero no debíais admirarla - dijo el ayunador.
- Bueno, pues entonces, no la admiraremos - repuso el inspector -; pero ¿por qué no debemos admirarte?
- Porque me es forzoso ayunar, no puedo evitarlo - dijo el ayunador.
- Eso ya se ve - dijo el inspector -, pero ¿por qué no puedes evitarlo?
- Porque - dijo el artista del hambre levantando un poco la cabeza y hablando en la misma oreja del inspector para que no se perdieran sus palabras, con labios alargados como si fuera a dar un beso -, porque no pude encontrar comida que me gustara. Si la hubiera encontrado, puedes creerlo, no habría hecho ningún cumplido y me habría hartado como tú y como todos."

El artista del hambre, Franz Kafka