lunes, 21 de septiembre de 2009

Un buen día

Todos tenemos a veces un buen día. No digo yo que sea mi caso hoy, ni mucho menos, ¿cómo voy a estar de buenas un lunes y teniendo que ir a trabajar esta tarde porque empiezo el horario de invierno?. Me refiero a días buenos, que todos tenemos y los demás disfrutan.
Son esas mañanas que te levantas bien, con el pie derecho. Sales a la calle camino del trabajo, te cruzas con un vecino al que le das los buenos días y te contesta "¿buenos de qué?". Pobre hombre, habrá pasado una mala noche, no voy a tomárselo en cuenta... ¿Y si me doy la vuelta y le pregunto qué le ha sucedido y si le puedo ayudar en algo?. Entonces subes al coche, un tío te hace una pirula y tú le cedes amablemente el sitio y le dices por la ventana: "pase, buen hombre", a lo que el susodicho, con una sonrisa que ni Mickey Mouse colgado de Prozac y masturbándose en Disneyland, te contesta: "disculpe, no me percaté de su presencia" y tú, que ya hemos dicho que tenías un buen día, le replicas con un "no se preocupe, lleve cuidado".
Estás feliz, deseando llegar al trabajo para ver a tus compañeros, tienes ganas de gritar lo contento que estás. Entonces enciendes la radio, escuchas y todo encaja...


lunes, 14 de septiembre de 2009

Un mal día

Todos tenemos a veces un mal día. No digo yo que sea mi caso hoy, ni mucho menos, ¿cómo voy a estar de malas cuando no tengo que ir a trabajar por estar de puente?. Me refiero a días malos, que todos tenemos y los demás sufren.
Son esas mañanas que te levantas torcido, con el pie izquierdo. Sales a la calle camino del trabajo, te cruzas con un vecino que te da los buenos días y tú le contestas "¿buenos de qué?". Pero será tonto el tío, vamos, "buenos días" me dice... ¿a que todavía me doy la vuelta y le meto?. Entonces subes al coche, un tío te hace una pirula y tú te cagas en todos sus fallecidos desde la época del hombre de Atapuerca hasta nuestros días y le gritas por la ventana: "¡¡mujer tenías que ser!!", a lo que el susodicho, con más barba que el abuelo de Heidi cuando se quedó sin cuchillas, te contesta: "pero si soy un tío, idiota" y tú, que ya hemos dicho que tenías un mal día, le replicas con un "¡¡encima marimacho!!".
Estás al borde de tu paciencia, no aguantas más, tienes ganas de gritar. Entonces enciendes la radio, escuchas y todo encaja...


jueves, 10 de septiembre de 2009

Ya tenemos tele...

Hablemos un poco de televisión.

Risto Mejide estrenó hace una semana su programa 'G-20', consistente en realizar una lista casi a diario de gente prescindible a la que castiga, por decirlo de algún modo, incluyéndola en este inventario.

Fuera de si el presentador te caiga bien o mal, creo que hay que valorar el formato y, como el propio Mejide diría, el producto. En mi opinión (modesta a la par de inculta), es muy plausible que se trate de un proframa en el que se hable (aunque sólo lo haga él) de un modo claro y directo. Además, queda muy claro que son valoraciones personales, nadie es engañado porque todo el que se pone delante de la televisión en ese momento sabe que lo que va a presencia es algo completamente sobjetivo, no tiene una pretensión de engaño, algo que es digno de agradecer conforme están los medios de comunicación.

Risto Mejide es un homrbe que se atreve a hablar de todo y de todos, sin tener en cuenta (o tal vez por ello) la repercusión de sus palabras. Por ejemplo, muy pocas personas osarían llamar "cabezón" públicamente a todo un héroe (ejem) nacional como es Fernando Alonso (¿cuántos mensajes habré mandao y recibido con el texto "¡¡Alonso, joputa!!"?) o decirle al campeonísimo (ejem de nuevo) que en lo único que sobresale últimamente es en buscar excusas para justificar sus múltiples derrotas. Porque, seamos sinceros, la verdad es que sólo Risto es capaz de estar trabajando en Telecino y calificar a Ana Rosa Quintana como "escritora multirracial" o "chica pelo Pantene de 1978", siendo ésta uno de los buques insignia de la cadena de Fuencarral.

Tal vez Mejide sea sincero o insolente, claro o maleducado, quien piense que el llevar gafas de sol es una falta de respeo y quien le verá guapo con ellas puestas (querida Ego, su opinión a este respecto creo que está más que clara), pero lo que es obvio es que lo que busca es no dejar a nadie indiferente.

Doy fe que lo consigue.


domingo, 6 de septiembre de 2009

Nos fuimos de Boda

Mi querido amigo Abel se casó ayer con Estefanía en Elche, y allí que fuimos todos los compañeros de la carrera a celebrar tamaño acontecimiento.
Desde aquí felicitar a la pareja y desearles un largo y feliz futuro juntos y, como todos nos emperifollamos para el evento, os dejo la muestra de lo guapas que iban sobre todo las niñas, que conmigo estaba la cosa complicada.

Los novios con los muñecos de la tarta

Abel y Estefanía muestran uno de los regalos que le hicimos
En la entrada del restaurante: Nani, Inma, Ana, Alicia, Mariate, Cipri y un servidor

Las chicas (y yo que me apunté) durante el baile: Paqui, Alicia, Ana, Estefanía, Mariate, Inma, Nani y Raúl

miércoles, 2 de septiembre de 2009

¡¡Expaña, Expaña!!

Dice mi DNI que soy español. Dice el Marca y mi quiniela que la selección juega no sé cuándo. Así que, imagino, que tendré que animar a muerte a estos once (sean los que sean), para que se partan el pecho por el escudo que llevan sobre el plexo solar y nos hagan a olvidar a todos que no tenemos para pagar la hipoteca.
Y es que a mí eso de patria me suena a tiempos pretéritos que no tiene que ser mejor precisamente sino que simplemente, como dicen los geniales Les Luthiers ("haya paaaaaz"), cualquier tiempo pasado fue anterior.
Pero bueno, que tendremos que sacar nuestra bandera y ondearla al viento por el bien de Expaña. Eso sí, la de Forges...


martes, 1 de septiembre de 2009

Una de piratas

La piratería parece ser que es un problema. No me refiero a los que en Somalia secuestran barcos, que los marineros son gente pobre, me refiero a cuando nos bajamos una película o un disco de Internet, haciéndole daño a pobres personas como Alejandro Sanz o David Bisbal.
Porque los derechos de autor que pagamos en forma de canon por copia, no se reparten por igual, sino según el porcentaje de discos que estos artistas han vendido.
Porque estos de la SGAE se están pasando. Han perdido totalmente los escrúpulos y cobran en bodas, bautizos, comuniones e, incluso, actos benéficos. Cualquier día salgo de la ducha y me encuentro con un señor en representación de esta asociación que me quiere cobrar por haber cantado en la ducha:
- "¿Qué hace usted aquí?", le diría yo mientras intento tapar mis mal llamadas vergüenzas.
- "A ver, a lo que vamos. Han sido dos canciones enteras y un estribillo. La entrada de la de Serrat no te la cobro porque era en catalán y lo has pronunciado mal, así que no te quejes".

Por eso, tal vez sería bueno que desaparecieran las descargas de Internet, que nadie se bajara nada y que los autores tuvieran que vivir por lo que realmente venden y no por lo que le regalan. Así, personajes como Ramoncín o Teddy Bautista (¿alguien ha oído alguna vez algo de 'Los Canarios?') se darían cuenta que la última vez que vendieron algo fue una caja de polvorones para sufragarse el viaje de estudios del colegio.
Sí, tal vez lo mejor sea eso, ser legal para que esta gente sepa lo que es bueno...

¡¡HOSTIAS!! ¡¡EL ÚLTIMO DE PEREZA YA ESTÁ EN EL E-MULE!!