jueves, 31 de enero de 2008

Universiada 2013

Murcia competirá con Vigo por ser candidata a la Universiada 2013

La verdad es que me da igual quien la organice, pero si estuviese seguro que el himno se lo iban a encargar a uno que sé yo, lo tenía bien claro....

miércoles, 30 de enero de 2008

Bienvenida, Alejandra

Desde ayer tengo un motivo más para sonreír. Se llama Alejandra Ortiz Piñero, pesó 3,8 kilos y vino al mundo ayer a las tres de la tarde. Tanto ella como la madre, mi prima, están pefectamente y un servidor ayer no podía hacer otra cosa que mirarla, sonreír y babear, porque la ve la niña más guapa del mundo.

Sólo espero que siempre tenga suerte, que encuentre un mundo muchísimo mejor que el que tenemos nosotros y, sobre todo, que sea feliz en la vida.



martes, 29 de enero de 2008

El chico lánguido se va con los malos

Echo mucho de menos a los chanantes. Afortunadamente, youtube me da la posibilidad de volver a reirme, como con este Retrospecter que apareció en el 'Especial 50 programas'.

lunes, 28 de enero de 2008

Comenzamos la semana

domingo, 27 de enero de 2008

Grandes anuncios

Greenpeace y su You are my sunshine...


sábado, 26 de enero de 2008

El pequeño ruiseñor

Las mayores transformaciones del mundo animal son:
3) La de la oruga que se convierte en mariposa
2) El camaleón que, como diría King África, cambia de colores según la ocasioooooooón
1) Joselito, que pasó de pequeño ruiseñor a gran camello.
Pero bueno, el pequeño cantante se está amoldando a los nuevos tiempos para triunfar en el mundo de la música...
(joder, que freak que soy)

viernes, 25 de enero de 2008

El precio de una vida

Hay noticias que, más que sorprenderme, me indignan. Eso me ha sucedido hoy al leer en El País que un conductor reclama a los padres de un chaval de 17 años al que mató, 20.000 euros en concepto de daños al vehículo y por la sustitución del mismo mientras éste estuvo averiado.
Este señor, por llamarlo de algún modo, me parece un verdadero impresentable. Aún no se sabe quién es el culpable del atropello, pero me parece que es lo de menos, que bastante dolor tendrán que arrastrar esos padres el resto de su vida como para exigirle una compensación económica, ¿cuánto valía la vida de ese chaval?, ¿cómo se puede cuantificar la pena de no volver a tener a tener a tu hijo nunca más?.
Realmente me indigno, sólo espero que se haga justicia.
Noticia completa:

jueves, 24 de enero de 2008

Por qué soy republicano

Simplemente, porque nací en Expaña y no en Suecia...







miércoles, 23 de enero de 2008

Canción del día

Pereza - En donde estés


Pienso que tú no lo entiendes
y no haces por intentar entender,
que loco me estoy volviendo de amor.
Pienso que tú, vida mía,
no quieres tenerme tan cerca de ti
y me duele pensar que esto te haga feliz.
No me dejes solo, no me hagas sufrir.
En donde estés, te deseo,
en donde estés, te espero,
en donde estés, cariño te quiero otra vez.
Ahora que sé que no estás me pregunto si tú
me recuerdas a mí,
yo paso el día pensando en ti.
Dime si vas a volver, o tan sólo si vas
a dejarme vivir.
Sin tus caricias prefiero morir.
No me dejes solo, no me hagas sufrir.
En donde estés, te deseo,
en donde estés, te espero,
en donde estés, cariño te quiero otra vez.
En donde estés, te deseo,
en donde estés, te espero,
en donde estés, te quiero otra vez.

Pienso que tú me conoces y sabes que sólo muero por ti,
yo solo canto por verte reír.


martes, 22 de enero de 2008

Buscando en el baúl de los recuerdos...

Anduve mirando papeles viejos en casa de mis padres y me encontré auténticas joyas. Entre ellas, destaco lo que viene a continuación.

Os pongo en situación. Corría el año 2001 y, en mi clase de periodismo, teníamos una compañara Erasmus de Polonia a la que decidimos agasajarla con una cómida típica española. A mí me tocó llevar la tortilla de patatas y, como no sé cocinar, decidí comprar una de Mercadona, lo que conllevó bastante cachondeo entre mis compañeros.

Ese mismo día, antes de ir a comer, estábamos en clase de 'Tecnología de la información' y yo decidí cambiarme de sitio porque de lejos veo menos que un gato de escayola. Así que me situé en primera fila y, cuando volví a mi mesa habitual, encontré esto sobre ella...


Nota: espero que la autora de esta tarjeta de felicitación con un oso con más cabeza que Naranjito con paperas, dé la cara.


lunes, 21 de enero de 2008

La soledad del cepillo de dientes

Llega el día en el que te despiertas, vas al baño y descubres que solamente está tu cepillo de dientes. Entonces, y sólo entonces, es cuando te das cuenta que estás solo. Buenos días.


domingo, 20 de enero de 2008

Un domingo de furia

Esta mañana me levanté temprano, bueno, en realidad casi no había dormido. Me propuse hacer algo útil para la sociedad, así que me fui a comprar churros (las buenas acciones comienzan por uno mismo). Así que me enfundé unos vaqueros y una camiseta color naranja butano que mi hermano tuvo a bien regalarme por Reyes y salí a la calle.
Me dirigí hacia el coche, comprobando que se acerca el momento de la difícil decisión de lavarlo o plantarle patatas. A otra persona se le hubiese caído la cara de vergüenza, pero a mí sólo me me ocurrió pensar "joder, ojalá tuviese una novia tan guarra", reírme y decidir que me iba andando, que es mucho más sano.
Así que comencé mi camino y, de repente, me suena un mensaje en el móvil. Me paro a leerlo (no puedo andar con las muletas y tener las manos ocupadas, entendedme) y descubro que una desconocida había decidido hacerme partícipe de su felicidad: "Cariño, me ha venido la regla. Falsa alarma! Bien! TQM". Sé que el mensaje no era para mí y que una persona normal hubiese comprendido que se trataba de una equivocación al marcar el número... pero yo contesté: "¿Estás segura que el niño era mío? De todos modos, me alegro por ti, pero la próxima vez, lleva más cuidado, coño".
Creo que lo entendió, porque no tuve más respuesta y yo volví a emprender mi marcha, tal vez jodido por no tener a nadie que pudiese mandarme ese tipo de mensajes.
Llegué al puesto de los churros y había una cola que daba miedo. No sabía si todos esos hombres vestidos de chandal esperaban el desayuno o una oportunidad en el mundo de la tauromaquia, pero allí me quedé.
Al llegar mi turno, observé detenidamente al churrero: sudoroso, con aspecto de no conocer lo que es la higiene más básica, con un preocupante parecido a Torrente y con un palillo que apenas se sujetaba entre sus labios. Entonces, cuando miré hacia el aceite caliente, me acordé de ella y de la historia negra que me contó sobre el que los vende en su barrio. Creo que siempre que coma churros la recordaré (una razón más para odiarte, ¿ves?) y así, cuando esa bestia parda me preguntó con una voz que parecía robada de un muerto, "te toca, ¿qué quieres?", estuve a punto de contestarle "vomitar", pero tomé aire, pedí, pagué y salí a toda prisa de allí.
Pasé por delante del kiosco y decidí llevarme los periódicos. Recojo los cuatro diarios, pido una bolsa y me dice el dependiente, "espera, que te faltan cosas". Veo como introduce el dominical de La Verdad, un libro de pintura que viene con Público y una grandiosa película (sonrío de satisfacción al ver el título) que acompaña a El País. La bolsa estaba a punto de estallar, pero el kiosquero me dice "Raúl, ¿quieres lo de Guti que da el Marca?". Ah no, por ahí sí que no paso, lo de Guti ni de coña, no me pongo yo nada de ese ni de broma, no podía ser de otro, no, tiene que ser del capullo de Guti. Y allí que me di media vuelta mientras seguía echando pestes sobre el jugador de Torrejón de Ardoz.
El peso ya es demasiado y me cuesta mucho mover las muletas. Casi me caigo al subir las escaleras y un vecino me da la brasa en el ascensor sobre si el Madrid, el Barça o Ronaldinho... pero vamos a ver, alma de cántaro, ¿a mí qué me importa esa gente si ni soy de un equipo ni del otro y no me importa cuánto le mida la cintura a un brasileño? Dios, ¿por qué mis padres tienen que vivir en un décimo piso que tarda tanto el ascensor en llegar?
Cuando consigo librarme del pesado, abro la puerta y tiro sobre la mesa los periódicos y los churros (ya no los como, me han dado asco). Me pongo escribir esto y el teclado se queda sin pilas. No es mi día, está claro. Me suena el móvil, ¿será la no preñada?, me pregunto... no, no hubo suerte, que raro, con lo bien que va todo hoy...
El próximo domingo me quedo en la cama, lo juro.

sábado, 19 de enero de 2008

Mundo viejuno

La temporada de Muchachada Nui ha terminado. Como recuerdo de éste, mi programa favorito y que da un poco de luz en esta televisión, pongo uno de los momentos en los que más me reí. El momento grandioso de este 'Mundo viejuno' viene en el minuto 1:30, cuando se revela una verdad universal.

viernes, 18 de enero de 2008

Un día perro

Hoy tengo un día de esos en los que no me apetece nada, en los que sólo me faltaría ladrar para ser un perro.

Me tiro a la cama, me estiro, doy media vuelta, pongo la tele, la quito... y vuelta a empezar. No me apetece ni escribir ni aquí, de hecho, lo iba a dejar en blanco, pero me parecía demasiada cara dura.

Hoy es viernes, pero para mí como si fuese domingo. Lo siento por quien no pueda.




jueves, 17 de enero de 2008

La banda sonora de mi vida

Se hai un grupo que puxo banda sonora á miña vida, sen dúbida, ese foi Piratas. Grazas ao galego Iván Ferreiro e os seus, conseguín en moitas ocasións pór palabras aos sentimentos. É o que envexo dos artistas, que poidan expresar o que senten mentres que os que, como no meu caso, non temos ese don, teñamos que recorrer ás palabras doutros para facelo.


miércoles, 16 de enero de 2008

Como mal menor...

Yo, que soy un republicano convencido, pero de los de toda la vida, ¿eh?, no de esos de nuevo cuño que han aparecido desde que secuestraron 'El Jueves', sino de los que siempre han entonado aquello de "ni Juan Carlos ni Sofía, no queremos monarquía", lo de "una, dos y tres... ¡república otra vez!" o lo otro, mucho más radical de "los Borbón, al paredón", pues eso, yo me he concienciado que lo de cargarnos al primero de los expañoles está complicado, así que es mejor empezar a buscar soluciones alternativas...
Sí, señor, él es nuestro ídolo porque fue el primero en saltarse el protocolo y endiñarle una buena patada a la monarquía en la boda de la Jetizia (bueno, vale, la patada fue a su prima, pero fue un comienzo). Honor y gloria a Froilán I de Expaña.


martes, 15 de enero de 2008

Cuando ella se va...

Tal vez estas palabras expliquen algunas cosas. Tal vez sea yo quien no tiene explicación:
La mayor parte de las canciones de amor están llenas de mentiras... no todas, yo trato de ser honesto. Pero por lo general se suele decir lo que ella quiere escuchar para seducirla o yo qué sé... claro, que ella no siempre está por la labor de creérselas... eso es lo chungo, claro.
Pero, ¿quién no ha mentido alguna vez?, ¿verdad?. Muchas despedidas están llenas de promesas vanas, yo estoy seguro de que en algunas de ellas vosotros habéis mentido... que sí, no pasa nada, estamos entre amigos, buen rollo. Quien no haya mentido, quien esté libre de culpa, que tire la primera piedra... pero que no tire a dar.
Sí, porque las despedidas tienen un protocolo que hace necesario mentir para no sentirse culpable o responsable del fracaso que supone que el amor se acabe.
¿Sabéis qué es lo peor del amor cuando se acaba? Que se acaba.
Y aún así nosotros intentamos eludir la culpa y mentimos. Y seguimos mintiendo y somos capaces de ir más allá y decimos "no te preocupes, si yo estaré bien", "yo lo que siempre he querido es que tú seas feliz, además el tipo con el que te vas, es un tipo de puta madre".
Y bueno, tú y yo sabemos que no es cierto... es un pringao y no van a durar ni dos meses, y más con el carácter que tiene ella. Pero aún así decimos que es un tipo que te cagas... o un buen hombre que también jode lo suyo porque no se sabe lo que estás diciendo... ¿buen hombre? ahí hay ritintín ¿verdad?... No digáis nunca de mí que soy un buen hombre por favor, decid que soy un troncazo, enrollao, un pringui de la vida... un buen hombre, no.
Y nos estaremos preguntando si la llevará a los mismos sitios a los que te llevaba a ti, si se dirán las mismas mentiras, si se enfadarán por las mismas cosas y lo que es peor, si se reconciliarán de la misma forma. Y te devanas los sesos preguntándonos qué ocurrirá y qué pasará y en fin... Pero ya está bien, si ella se va, cultivemos el odio, declaremos la guerra, porque, no sé, quizá nos sintamos mejor, aunque yo creo que no, yo creo que como todas las canciones de amor esta también está llena de mentiras.
Cuando decimos “si ella se va”, lo que queremos decir es que si te vas, que no sea muy lejos ni por mucho tiempo.

Ismael Serrano

lunes, 14 de enero de 2008

El día después

Ha sido todo un placer.

domingo, 13 de enero de 2008

El himno de Expaña

La letra que han propuesto para el himno de Expaña me huele a rancio y creo que no representa la idiosincrasia de este país. Por eso, yo creo que este de Rafa Corega sería mucho más adecuado (sí, soy un freak)

sábado, 12 de enero de 2008

Juegos de diseño

Los parques de Murcia han estrenado juegos infantiles. Hasta ahí, todo correcto, pero lo noticioso viene cuando uno se entera de que la encargada de diseñarlos no ha sido, ni más ni menos, que la mismísima Agatha Ruíz de la Prada.
La obra, por supuesto, es una explosión de luz y color donde se unen todos los elementos característicos de la creación de la madrileña y se exhiben, de forma conjunta, la funcionalidad de los elementos y la atención por las formas y volúmenes... vamos, una mismísima mierda.
El ayuntamiento de Murcia, en su página web, intenta vendernos las maravillas de los artilugios y el toque de modernidad que otorga el que esta prestigiosa diseñadora (ejem) sea la encargada de darle forma. Eso sí, lo que no he encontrado por ningún lado es el coste de la iniciativa que, imagino, no será precisamente bajo y, teniendo en cuenta el civismo que desarrollamos por estos lares, no creo que sea una inversión rentable y duradera.
A partir de ahora, nuestros niños verán toboganes de colores, sinuosas formas o elefantes de color lila. Exactamente lo mismo que veo yo cuando me pillo un ciego pero a mí me sale mucho más barato y me dura más o menos lo mismo que le van a durar a estos los columpios en pie.
En fin, que Murcia se sube al carro de la modernidad y el diseño de la mano del alcalde Cámara (alias 'te gusta poco el morapio') y Agatha Ruíz de la Prada... y las farolas de mi barrio sin arreglar.




Nota: obsérvese el modo en el que el niño de la chaqueta roja mira a Agatha Ruíz de la Prada en la segunda fotografía. Debería estar pensando algo así como "y esta tía rara, ¿de qué coño va disfrazada?"

viernes, 11 de enero de 2008

Hoy seré breve

Toy asta ls cojons d ls q scribn así simpr.

He dicho.

jueves, 10 de enero de 2008

Blog o no blog. Esa es la cuestión

A veces me da pensar (sí, no es muy a menudo, pero sucede) y la última elucubración fue sobre la proliferación de los blogs y, sobre todo, ¿por qué hago yo uno?.
La expresión procede del inglés log ("diario") y, al fin y al cabo, no deja de ser eso. La única diferencia es que esto lo lee todo Dios y no le pones el candado que compraste en los chinos y que se abre con sólo girarlo un poco a la derecha, y lo escondes debajo de la almohada aunque sabes que tu hermano conoce perfectamente dónde está.
Pero yo no veo tal diferencia. Siempre he pensado que la persona que escribe un diario lo hace con la esperanza de que algún día alguien llegue a leerlo porque, si no, ¿qué significado tiene contarle a una hoja de papel que Pepe no te quiere o que la zorra de la Mari, que mira que es guarra la jodía, se ha comprado en Bershka el vestido que tenías fichado para Nochevieja y por eso la odias más que al acné juvenil?. Es como Ana Frank, guardando las distancias con la Mari, su diario no sería la joya de la literatura que es si esos textos no hubiesen llegado a otras manos.
Cada uno tendrá sus motivaciones para hacer un blog, la mía posiblemente sea el matar el gusanillo de escribir y, por qué no decirlo, para alimentar un poco mi ego. Cuando estoy necesitado de un poco de amor propio, en lugar de masturbarme, abro esta página y escribo la primera parida que se me pasa por la cabeza. Luego viene la gente que me estima y deja un comentario diciéndome lo majo que soy y lo que me quiere (si no lo hiciese, ¿qué otro motivo iba a tener para leer mis chorradas?). Entonces yo sufro una sensación muy parecida al onanismo pero sin quedarme ciego, sin que me salgan granos o me crezcan pelos en la palma de la mano. Tal vez ese sea mi motivo para crear un blog, que el niño Jesús no se enfade y que la única parte de mi cuerpo que sigue imberbe no deje de serlo.
Sí, efectivamente, anoche tampoco dormí.

miércoles, 9 de enero de 2008

No respires, el amor está en el aire

Las noches de insomnio me sirven, más que para pensar, para divagar.
Anoche, no sé si porque me sentó mal la cena o porque tenía el momento romántico, me dió por pensar en la importancia que tiene en nuestras vidas un sentimiento como es el amor.
Hay quien asegura que es algo necesario, pero yo mantengo la teoría que se puede vivir sin él, que esa búsqueda incesante y constante del amor de nuestra vida no es más que para cubrir las necesidades de afecto, sentir que le hacemos falta a alguien para justificar, de algún modo, nuestra existencia.
Pero he aquí cuando los románticos más empedernidos me aseguran que el amor no se busca sino que, simplemente, llega, así por casualidad. Y allí nos encontramos, sentados en el sofá de casa, esperando que un día llamen a la puerta y al abrirla, aparezca alguien que nos diga "hola, soy el hombre/mujer de tu vida", tú le contestes "¡coño, ya era hora!" y seáis felices para siempre.
Pues no, tal vez esa persona no sea el amor de nuestra vida, pero tampoco podremos saberlo si no le damos esa oportunidad, porque tal vez lo que nosotros llamamos 'amor verdadero' no sea esa sensación que tenemos al pensar en ese ser que nos quita el sueño, sino que consista en entregarte sin saber si nos va a corresponder, en apostar todo a una carta sin el convencimiento previo de que va a salir bien, si te va a hacer daño o si se trata de esa persona que llevabas toda la vida esperando. Tal vez lo tengamos delante o tal vez esté a miles de kilómetros, pero si no le damos la oportunidad de demostrarlo, nunca lo encontraremos. Quizás el amor no llega, sino que lo escoges tú por tu valentía o tu cobardía.

martes, 8 de enero de 2008

El azar juega con nuestras vidas

Joan Manuel Serrat - Es caprichoso el azar

Fue sin querer...
Es caprichoso el azar,
no te busqué,
ni me viniste a buscar.
Tú estabas donde
no tenías que estar;
y yo pasé, pasé sin querer pasar.
Y me viste y te vi
entre la gente que
iba y venía con prisa
en la tarde que anunciaba chaparrón.
Tanto tiempo esperándote...
Fue sin querer...
Es caprichoso el azar,
no te busqué,
ni me viniste a buscar.
Yo estaba donde no tenía que estar,
y pasaste tú, como sin querer pasar.
Pero prendió el azar
semáforos carmín,
detuvo el autobús y el aguacero,
hastaque me miraste tú.
Tanto tiempo esperándote...
Fue sin querer...
Es caprichoso el azar.
No te busqué, ni me viniste a buscar.


lunes, 7 de enero de 2008

Yo sobreviví a la Navidad de 2007

Se acabó la Navidad. Poco a poco todo volverá a ser lo que era; la ciudad dejará de estar engalanada con luces que sólo intentan enmascarar la triste realidad de la fealdad del hormigón; la gente que no soportamos el resto del año volverán a ignorarnos (de hecho, la mujer de la limpieza de mi edificio ha vuelto a hacer que no me veía por no saludarme); todos tienen peor cara y han borrado esa sonrisa.

Yo, por mi parte, me siento algo más relajado. Odio la Navidad, lo confieso, para un no creyente (y para los que lo son también, no nos engañemos) el sentido de estas fiestas son el consumismo. Y no lo digo yo, no nos olvidemos que la ubicación del nacimiento de Jesucristo en esta época fue, simplemente, para enmascarar una fiesta pagana que se celebraban en la antigua Roma en esta misma fecha.

Este año he sobrevivido a la que es, hasta la fecha, mi peor Navidad. Mi pequeño problema de salud, los de los que me rodean y, sobre todo, la ausencia de gente a la que quiero a mi lado han hecho de estas fiestas de todo menos 'entrañables', que diría el tópico periodístico.

Tal vez mi problema se solucionaría con la visita del fantasma de las navidades pasadas (Charles Dickens mediante) y vuelva a ser un niño, cuando aún disfrutaba y anhelaba que llegaran estos días de felicidad y descanso del colegio. Pero como esto no va a ser posible y lo único que me puede visitar es un inspector de Hacienda, sólo me queda fuerzas y disfrutar de este año hasta que llegue alguien a joderlo con un "feliz Navidad".

domingo, 6 de enero de 2008

Un mundo diferente al de las películas

Cada día se repite el mismo despertar, pero no es el día de la marmota, ni siquiera es de día. Miro por la ventana y sólo encuentro oscuridad, el espesor de la noche que aún vence la batalla al alba. El mundo de las sombras se apodera de la calle, no hay luz, no hay alegría.Ninguna mañana he encontrado diamantes en la mesa, sólo desayuno tristeza, una y otra vez el mismo plato. Nadie para decirme qué deseo, nadie para decirme buenos días príncipe, nadie para despertarme con una sonrisa.Subo a mi coche y no se ha convertido en un Cadillac, nunca seré un rebelde aunque yo sí tenga causa. Arranco el motor y tampoco me transporta al futuro, sólo a ese trabajo donde veré las mismas caras, oiré los mismos chismes, sufriré las mismas envidias.Se acaba la jornada, la misma rutina cinco días a la semana, cincuenta y dos semanas al año. No sigo el camino de baldosas amarillas para llegar a casa, es el sucio y maltrecho asfalto el que me muestra el lugar donde debo ir o del que, quizás, nunca debí salir.Me cruzo con gente por la calle que me presentan a otras personas, pero ninguna es Katharine Hepburn ni me saludan con un "querido, ¿cuál es tu nombre?". Nadie me hace ofertas que no podré rechazar. Normalmente no olvido una cara, pero en este caso haré una excepción.Tampoco tengo un café, para que esa mujer fatal lo elija entre todos, esa mujer que jamás se casará conmigo, lo hará con un enterrador o con un verdugo, pero nunca con un periodista, porque jamás podré dejar de serlo, al igual que no se pueden quitar las manchas a un leopardo o enganchar un caballo de carreras a un carro de basura.Pero tal vez el problema no esté en lo que me han vendido las películas, sino en mí, por no pasar de ser un actor de película de serie B, de esas que programa Telecinco por las tardes. Bueno, al menos tal vez siempre me quedará París o, como diría Scarlett O'Hara, al fin y al cabo, mañana será otro día. ¿O no?.

sábado, 5 de enero de 2008